Lluvia de mayo_ Juan Sebastián Vázquez

LLUVIA DE MAYO_JUAN SEBASTIÁN VÁZQUEZ_05

Juan Sebastián Vázquez, piano (18/1/2014)

Año nuevo… talento nuevo. Lo Otro inauguró el 2014 apostando fuerte por nuestra extraordinaria cantera musical, de la mano del joven pianista vasco Juan Sebastián Vázquez.Apenas entrado en la veintena y tras sólo cuatro años desde su salto del clásico al jazz, este pianista es un sorprendente ejemplo de talento joven y fresco de la escena del jazz nacional. Y a pesar de su juventud, Juan Sebastián deslumbra con la inaudita madurez de su sonido, de su técnica y de sus convicciones estéticas, tanto ante el teclado como en su faceta de compositor. De una capacidad comunicativa auténticamente excepcional, es transmisor de un lirismo de gran elegancia.

LLUVIA DE MAYO_JUAN SEBASTIÁN VÁZQUEZ_02

El descubrimiento de este pianista se debe a nuestro gran percusionista Guillermo McGill, quien me habló de su talento. Pero fue además un descubrimiento en solitario y por sorpresa. Escuchando una lista de reproducción de Spotify que Guillermo me había hecho con diferentes músicos, me sorprendió el sonido de un pianista, olía a Mehldau, sonaba al trío EST, al piano de Tord Gustavsen y otros pianistas europeos con tintes ECM. Pero no eran ellos, claro, al comprobar la autoría comprendí la razón que tenía Guillermo al hablarme en esos términos sobre Juan Sebastián.Juan Sebastián presentó a piano solo algunos temas propios de su debut discográfico Lluvia de Mayo, así como de su nuevo proyecto en solitario Wave & Hands, en una velada con una sorpresa final. Y es que ese mismo día cumplía 22 años, adivinables en su rostro aniñado, pero insospechados en su personalidad, tanto humana como musical. Y para redondear las coincidencias numéricas de la noche, se trataba de nuestro house concert número 40.

LLUVIA DE MAYO_JUAN SEBASTIÁN VÁZQUEZ_03

Confesó que esa noche daba su primer recital a solo. Sin miedo alguno al vértigo improvisatorio, Juan Sebastián se lanzó a una sesión de media hora ininterrumpida sin levantar las manos del teclado, encadenando tres temas de su primer disco –Astron, Andreas y Lluvia de Mayo–. A pesar del alto riesgo que implica tal salto al vacío, este joven parece saber ya que quien no arriesga no tienta a la musa: ésta se aparece sólo a los más osados, y él está dispuesto a invocarla sin dilaciones. Y lo hace desde una seriedad musical extrema, muy loable e inusual a su edad: sin la mínima concesión al fuego de artificio, a las sobredosis de energía gratuitas que normalmente acompañan a la juventud. Siempre más cercano al lado meditativo que al de la extroversión, Juan Sebastián parece no querer caer en la tentación del clímax prematuro, y parece florecer en los territorios de la reflexión.

Siguió un adelanto de su próximo proyecto en solitario, Wave & Hands. En sus propias palabras, un tema claramente influenciado por Brad Mehldau y que encuentra inspiración en dos elementos amados: su mar Cantábrico y las manos, no como instrumento de su trabajo, sino como cumbre estética en sí mismas.

No faltó el acercamiento al standard, envuelto en el ropaje de balada intimista que volvió a mostrar el sonido limpio, controlado, redondo y muy formado que consiguió sacar del Mason & Hamlin.

LLUVIA DE MAYO_JUAN SEBASTIÁN VÁZQUEZ_06

La sorpresa de la noche se reveló en forma de micro-recital poético-pianístico, para el que el pianista invitó al joven periodista y poeta Asier Vázquez, que demostró una rotundidad afilada de nuestro universo más cercano. Alternando el recitado con breves interludios improvisados según la sugestión poética, la velada concluyó entre versos, perfectamente en simbiosis. Parecía que el sabor de boca final iba a ser el ingenioso collage musical de Over the rainbow y Cumpleaños feliz que se autodedicó el pianista, pero no. Faltaba el bis, casi obligatorio, en el piano Yamaha C3 del piso de arriba. Fue It could happen to you, abordado, ahora sí, desde una mirada más cercana a la tradición contenida en ese instrumento que perteneció al Café Central y a la historia del jazz madrileño. Visión que despeja toda duda sobre lo bien armado que está Juan Sebastián Vázquez en todos los planos pianísticos y musicales.

Desde Lo Otro aplaudimos, celebramos y estamos alertas a su camino, tan reciente y ya tan sembrado de buenos pasos.

Etiquetas:

Comments are closed.